Clasificación de las vitaminas

Clasificación de las vitaminas
Clasificación de las vitaminas

Las vitaminas, sustancias esenciales para nuestro organismo (sin las cuales no podríamos vivir) son bastante complejas en sí aunque existe una clasificación de las vitaminas según su tipo de disolución, la cual divide a estas sustancias tan complejas en dos sencillos grupos.

Existen dos grupos de vitaminas:

Grupo de Vitaminas Hidrosolubles

Son aquellas vitaminas que se disuelven en el agua, comúnmente denominadas como “coenzimas”. Esto quiere decir que cociendo o lavando un alimento con vitaminas hidrosolubles esas vitaminas son capaces de “impregnar” el agua, introduciendo sus partículas en ella. Esta es la razón por la que los caldos toman los sabores de los productos alimenticios echados en él, y también es la causa de que dependiendo de cómo se cocine un tipo de alimento
que contenga vitaminas hidrosolubles pierda o no una cantidad de vitaminas en el proceso, ya sea porque se destruyen mediante el calor o porque quedan en el líquido usado para cocinar (agua, comúnmente).

La lista de vitaminas que componen el grupo de vitaminas hidrosolubles es algo más extensa que su homónimo. En él podemos encontrar a los siguientes tipos de vitaminas:

Algunos ejemplos de alimentos que contienen éstas vitaminas: Carnes, pescados, cereales.

La mayoría de las vitaminas tienen una función principal y otras derivadas secundarias que pese a no ser su “especialidad”, también producen efectos positivos sobre nuestro organismo. Por ejemplo, la mayoría de las vitaminas “B” que componen el grupo de vitaminas hidrosolubles sirven para aumentar nuestras defensas, pero cada una tiene distintas formas de hacerlo y por ende distintos efectos secundarios positivos derivados de dicha función principal y forma de hacerlo.

Grupo de Vitaminas Liposolubles

Pertenecen a este grupo de vitaminas las vitaminas “A”, “E”, “D” y “K” y son aquellas vitaminas que consumimos al ingerir alimentos con grasa. Es decir, aquellas que se disuelven en grasa y/o aceite.

Algunos de los ejemplos de alimentos que contengan este tipo de vitaminas pueden ser: Las hortalizas, las legumbres.

También te podría gustar...