Vitamina B1

Vitamina B1
Vitamina B1

La vitamina B1, también denominada usualmente como la “tiamina”, es una vitamina muy importante que se encuentra dentro del complejo vitamínico “B” junto a las demás vitaminas del grupo B, con las cuales se complementa adecuadamente y a menudo son usadas en conjunto ante distintas enfermedades que requieran de las funciones de estos tipos de vitaminas, las cuales comentaremos a continuación.

En general, el complejo vitamínico B tiene funciones con respecto al cerebro y al sistema nervioso, la tiamina (vitamina B1) tiene varios usos concretos, entre los que se encuentran los siguientes:

Beneficios y curiosidades de la vitamina B1

Ayuda a contrarrestar la inflamación de los nervios cerebrales exteriores, y para combatir la enfermedad denominada neuritis periférica.

También está demostrado el uso eficiente de la vitamina B1 ante problemas de corte digestivos como pueden ser las diarreas o la falta de apetito.

La vitamina B1 es también una gran fuente de defensas para el sistema inmunológico, por lo que es usada para prevenir enfermedades tan mortales como el SIDA, algunas úlceras, enfermedades del corazón (enfermedades cardíacas), el cáncer de cervicales o inclusive para contrarrestar los efectos avanzados de enfermedades renales como la diabetes.

Un dato curioso sobre la vitamina B1 es que tal y como hemos mencionado anteriormente ayuda al sistema nervioso del cerebro, y en concreto ayuda también a recordar más, es decir, que ayuda a no perder la memoria, por lo que es usada también en tratamientos contra el alzhéimer.

La vitamina B1 es famosa precisamente por estos beneficios, ya que ayuda por partes iguales tanto a tu mente como a tu cuerpo, por lo que muchos estudiantes y deportistas la usan. Los primeros, para aumentar su atención y mejorar su aprendizaje y los segundos para mejorar su rendimiento energético.

Otra curiosidad sobre la vitamina B1 es que alivia la sensación de estrés formada en el cerebro, lo que ayuda al sujeto a relajarse y mantener un estado emocional normal.

La deficiencia de vitamina B1 (tiamina)

La forma más sencilla de analizar si el sujeto padece de deficiencia de vitamina B1 es medir la cantidad de tiamina en sangre del paciente. Las personas que padezcan un síndrome alcohólico severo suelen tener unas altas probabilidades de padecer un déficit de esta sustancia, y es que el etanol funciona como principal inhibidor de la vitamina B1, esto puede degenerar en problemas muy severos que pueden llegar a causar incluso la muerte, tales como la neurodegeneración o el síndrome de Wernicke – Korsakoff, así como otro tipo de problemas que si bien no
son letales no dejan de ser problemáticos como por ejemplo la hipertrofia del corazón, problemas de nerviosismo, falta de concentración, mal humor y en general todo aquello que tenga que ver con el sistema nervioso cerebral se puede ver afectado.

Las principales causas externas que provocan este déficit suelen estar relacionadas con enfermedades como por ejemplo las personas diabéticas, las cuales tienen problemas para asimilar esta vitamina y pueden padecer un déficit crónico de vitamina B1.

También te podría gustar...