Vitamina C

Vitamina C
Vitamina C

La vitamina C es un componente esencial para el organismo como todo tipo de vitaminas, pero en el caso de los mamíferos lo es aún más porque es especialmente útil y necesaria. Esto se confirma al darse el caso de que tanto las plantas como los animales la fabrican internamente, aunque en el caso de los humanos no es así.

Está compuesta mayoritariamente por ácido ascórbico y es usada como aditivo en productos alimenticios como medida preventiva ya que el déficit de vitamina C provoca escorbuto. Aunque hoy en día es algo poco usual, antiguamente el escorbuto era una de las enfermedades que más vidas se llevaba. Ahora, se usa la vitamina C como tratamiento contra resfriados comunes ya que además funciona como antioxidante.

Funciones de la vitamina C

Algunas de las funciones y efectos positivos de la vitamina C:

  1. Protege el tejido que conecta los vasos sanguíneos con la piel cutánea.
  2. Como ya se ha mencionado anteriormente, es uno de los principales antioxidantes.
  3. Ayuda a prevenir ciertas enfermedades de carácter degenerativo como pueden ser el cáncer o inclusive el alzhéimer.
  4. Evita enfermedades que tengan que ver con el corazón (enfermedades cardíacas)

El uso de la vitamina “C” es esencial para mantener bien nuestro organismo y nuestra salud. Sin embargo, pese a que una intoxicación debida a un exceso de vitamina “C” es poco probable (ya que no se almacena durante mucho espacio de tiempo) sí que es perjudicial tomar dosis excesivas de ésta ya que a la larga produce problemas y alteraciones gastrointestinales.

Otros usos muy comunes de la vitamina “C” tienen que ver con el mundo del deporte y la medicina. La vitamina C tiene un potencial uso médico (sobre todo terapéutico) ya que debido a su propiedad antioxidante ayuda a mejorar diversas enfermedades relacionadas con la edad, y es que está demostrado que el ácido dehidroascórbico (principal componente de la vitamina C) es capaz de reducir índices deficientes neurológicos y de mortalidad tras una lesión cerebral e incluso se han dado casos de tratamientos contra el cáncer mediante altas dosis de vitamina “C”. Además, otro uso demostrado mediante diversos estudios clínicos de ésta increíble vitamina es que puede ser la solución para el semen “vago” en aquellos hombres que presenten problemas de impotencia.

En el campo del deporte, se suministran dosis elevadas a deportistas de élite que sufren un alto desgaste físico para prevenir posibles resfriados y gripes durante el proceso, ya que los niveles de defensas bajan.

Pese a que el ser humano ha perdido la capacidad de crear naturalmente esta vitamina, la vitamina C es esencial para nuestra salud y es por ello por lo que se le recomienda a todas las personas ingerir una dosis de entre 40 y 95 miligramos diaria, dependiendo del estado del sujeto y de si sufre algún tipo de enfermedad o síntomas alguno, por lo que siempre es recomendable acudir a un doctor para que éste le aconseje profesionalmente sobre la dosis adecuada de vitamina C para usted.

También te podría gustar...