Vitamina E

Vitamina E
Vitamina E

La vitamina E es un tipo de vitamina perteneciente al grupo de vitaminas liposolubles, y su función principal es la de servir como antioxidante para las células. Es comúnmente denominada como la “vitamina de la fertilidad” y es que es una vitamina de vital importancia a la hora de aumentar las posibilidades de embarazo.

El grupo principal de alimentos que contienen una gran cantidad de vitamina E son los vegetales. Más concretamente aquellos vegetales verdes, aunque también es posible encontrarlo en alimentos de corte animal, como explicamos a continuación.

Alimentos que presentan vitamina “E” en su composición

  1. Todos los aceites (aceite de nueces, aceite de soja…) siendo el aceite de girasol el que más cantidad por gramo ofrece de entre todos.
  2. Frutos secos: los frutos secos como las avellanas, las nueces o las almendras presentan una gran cantidad de vitamina E en su composición.
  3. La margarina.
  4. Las espinacas.
  5. El brócoli.
  6. La yema de huevo.
  7. Los cacahuetes.
  8. Frutas como el mango, la calabaza, los kiwis o los tomates.
  9. Los espárragos.
  10. Los pimientos (tanto pimientos verdes como pimientos rojos)

Cuando un producto caduca (el nombre técnico del proceso es enranciamiento oxidativo) se producen una serie de efectos químicos a nivel celular y molecular que dan lugar al mal olor del producto, y las principales vitaminas afectadas son tanto la vitamina “E” como la “A”, ya que son las primeras en destruirse por dicho proceso.

La ingesta diaria recomendada para una persona adulta común y corriente es de 15 miligramos, siendo algo menor para niños (10mg)

Principales Beneficios de la vitamina E

  • Ayuda a reducir el riesgo de padecer “ELA” (Esclerosis lateral amiotrófica), una enfermedad que hace poco ha estado en boca de todos debido a una campaña publicitaria viral con cubos de agua helada denominado popularmente como el “ICE BUCKET CHALLENGE” gracias a la cual han podido recaudar una gran cantidad de dinero para luchar contra dicha enfermedad.
  • Ayuda al crecimiento del cuero cabelludo.
  • Ayuda también a nuestro sistema circulatorio y principalmente al corazón, ya que reduce la rapidez con la que las proteínas que hay en el colesterol se oxidan, previniendo así coágulos sanguíneos y enfermedades relacionadas con el corazón.
  • Por ende, podemos deducir del apartado anterior que la vitamina E también ayuda a combatir los niveles de colesterol.
  • Previene problemas oculares y de vista.
  • Previene posibles problemas de Parkinson.

Cómo conocer si se padece un déficit de vitamina E es algo muy sencillo, y es que la mayoría de las personas que se enfrentan a este problema suelen tener una diarrea crónica, fruto de no poder absorber los alimentos ricos en grasas. Además puede dar lugar a ciertos trastornos neurológicos por no poder controlar ciertos impulsos nerviosos, hecho ante el que se debería acudir a un especialista médico el cual tras hacerle un chequeo diagnosticará si recetarle una suplementación de vitamina E o no, y cuál sería la indicada para su caso en particular.

También te podría gustar...