Vitaminas para el cansancio

Vitaminas para el cansancio
Vitaminas para el cansancio

El constante estrés tanto físico como mental al que estamos expuestos día a día trae consigo repercusiones inevitables, y esas repercusiones tienen nombre propio: los síntomas de cansancio. Es por ello por lo que existen vitaminas para el cansancio de forma que podamos recuperar y mantener nuestro organismo con la mayor eficiencia posible.

Y es que nuestro organismo tiene un límite, el descanso es esencial y es por ello precisamente por lo que las instituciones de salud recomiendan que una persona debe dormir diariamente entre seis y ocho horas para estar en plenas facultades tanto físicas como psíquicas. El trabajo, los niños, el ruido…todo a nuestro alrededor produce un efecto de desgaste paulatino sobre nosotros aunque no nos demos cuenta, y este efecto que se va acumulando puede
dar lugar a una respuesta natural por parte de nuestro organismo en forma de cansancio con el que inevitablemente debemos lidiar, aunque a veces se presente en el momento menos indicado. Las vitaminas para el cansancio de las que hablábamos antes son un buen remedio para situaciones puntuales en las que pese a dicho cansancio, debemos cumplir con ciertas obligaciones para las que necesitamos prestar el máximo rendimiento
posible, y esto evidentemente no podría materializarse si no combatimos los síntomas de cansancio. Dichas vitaminas nos ayudan en la tarea combatiendo estos síntomas en un corto período de tiempo, aunque cabe recordar que esta es una solución temporal ya que si constantemente forzamos nuestro organismo hasta el límite y lo mantenemos exclusivamente con vitaminas lo que haremos será camuflar los síntomas que, en realidad, acabarían por acentuarse hasta un punto de no retorno pudiendo causar la muerte. Por no hablar además de que cuanto más usemos dichas vitaminas contra el cansancio, más cantidad necesitaremos para que la próxima dosis surta efecto en nuestro organismo, lo que podría dar lugar a largo plazo a una intoxicación, ya que recordemos el exceso de cualquier tipo de vitaminas también es perjudicial para nuestro cuerpo.

Vitaminas para el cansancio

Estas vitaminas, evidentemente, pueden conseguirse de forma natural manteniendo una buena dieta e ingiriendo alimentos que las contengan, pero existen situaciones en las que por diversos motivos necesitamos una suplementación extra y una forma muy rápida y eficaz de hacerlo es tomando una dosis de las siguientes vitaminas:

Vitamina “B1”: Esta vitamina es la que se encarga de mantener en perfecto funcionamiento el sistema nervioso de nuestro cuerpo, así como ayuda a la circulación.

Vitamina “C”: Es la vitamina antioxidante por excelencia, su función principal es la prevención de infecciones.

Vitamina “E”: La vitamina E es otra vitamina de corte antioxidante al igual que la anterior, con la diferencia de que su función se realiza sobre el tejido
corporal.

Vitamina “B2”: Protege al corazón y ayuda a aumentar las defensas de nuestro organismo.

Vitamina “B3”: Ayuda a la buena circulación de la sangre y protege la mucosa intestinal.

Vitamina “B6”: Otra vitamina que ayuda a mejorar nuestras defensas, esta vez ayudando a transportar el oxígeno en la sangre.

También te podría gustar...